07:49 h. Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Premio en el festival de Cannes a 'Las Mimosas', obra iniciada en Tánger

Oliver Laxe ganó en la sección paralela Semana de la crítica del festival de cine de Cannes los dos premios principales por  la producción española y francesa 'Las Mimosas'.

laesfera.opennemas.com  |  23 de Mayo de 2016 (16:55 h.)
Más acciones:

Cartel de Las Mimosas
Cartel de Las Mimosas

En la sección paralela Semana de la crítica del festival de cine de Cannes los dos premios principales han sido para  la producción española y francesa, 'Las Mimosas' de Oliver Laxe (París, 1982).  

Su anterior trabajo,  'Todos vós sodes capitáns' (Todos vosotros sois capitanes), fue premio de la crítica internacional Fipresci de la Quincena de los Realizadores de Cannes en 2010.

'Las Mimosas', está rodada en Tánger y su título hace referencia a la cafetería que acoge a la Asociación de Guías de Tánger, constituida por falsos guías en su mayoría.

En este contexto su líder, el Cónsul, distribuye las misiones de cada día. Al joven Shakib le corresponde acompañar a un miembro de la caravana llamado Nabil. La caravana de Nabil atraviesa las montañas. Buscavidas e inteligente, está dispuesto a todo con tal de mejorar su miserable estatus de mozo de cuadras. Con él viaja una pareja de maestros sufís, el viejo Cheikh Salahudin y su esposa Noor, cuya presencia parece inspirarle. Cuando el Cheikh muere, Nabil se da cuenta de que está predestinado a conducir la caravana. Recibirá la ayuda de Shakib, el guía enviado desde Las Mimosas, que lo motiva y protege como un ángel de la guarda.

Pero el amor irrumpe: el ‘ángel’ cae fascinado por la joven Salma y parece dejar de lado su misión. Paradójicamente, la caída del cielo a la tierra de Shakib, su paso de la divinidad a la humanidad, mostrará a Nabil que lo divino que anhela está en realidad dentro del él.

La película está producida por la española Zeitun Films y la francesa Rouge International.

Obra del  cineasta gallego, Oliver Laxe quien llegó a la ciudad del Estrecho en 2006, y trabajó en 2007 en un taller de creación audiovisual para niños problemáticos, rodó así, su primer largometraje en blanco y negro con una cámara de 35 milímetros y que permitió al realizador un trabajo manual.

Según sus propias palabras, Laxe decidió trasladarse a vivir a Marruecos en busca de una mayor comunión con la vida, y tratando de hallar inspiración artística en la generosidad, sensualidad y también en la crueldad de la ciudad de Tánger.

‘Todos vós sodes capitáns’ recoge el trabajo del productor con los pequeños, a quienes Oliver acompaña mientras filman todo aquello que les llama la atención. Pero, en un momento dado, los poco ortodoxos métodos de aprendizaje empleados hacen que su relación con los niños se tambalee hasta desintegrarse. El director se ve apartado entonces del taller, de modo que el futuro de las filmaciones quedará completamente a merced de la sola voluntad de los pequeños.