17:03 h. Jueves, 21 de Septiembre de 2017

Dos muertos y 54 heridos en enfrentamientos violentos entre aficionados del Raja Casablanca

Los hinchas del Raja Casablanca se enfrentaron entre ellos al final de su partido ante el CRA Alhucemas, a pedradas y también con bengalas provocando dos víctimas mortales y 54 personas resultaron heridas.

laesfera.opennemas.com  |  20 de Marzo de 2016 (20:38 h.)
Más acciones:

Incidentes Raja
Incidentes Raja

 

El Raja de Casablanca ha sido sancionado este domingo con cinco partidos a puerta cerrada y una multa de 100.000 dirhams (menos de 10.000 euros) por los gravísimos incidentes ocurridos el sábado 19 entre dos grupos de sus hinchas, que se saldaron con la muerte de dos jóvenes por arma blanca.

Además, la Fiscalía ha abierto una investigación para perseguir penalmente a los autores de los incidentes, que fueron grabados por numerosas cámaras y mostraron imágenes de una inusitada violencia.

Los hinchas del Raja se enfrentaron entre ellos a pedradas y también con bengalas, y además de las dos víctimas mortales, 54 personas resultaron heridas y necesitaron atención médica en los  hospitales Ibn Rushd y  Mulay Yusef. Los enfrentamientos se iniciaron cuando los jugadores fueron a celebrar la victoria con un grupo de ultras denominados Green Boys -creados en 2005-  dejando a otros, los Eagles, al margen, lo que inició los enfrentamientos, lo que motivó la intervención policial que se saldó con 30 detenidos.

La Federación Marroquí de Fútbol, en una reunión de urgencia celebrada el domingo 20, solo horas después de los incidentes, anunció en un comunicado, que el club tendrá que jugar sus próximos cinco encuentros del campeonato de la Botola (Primera División marroquí) a puerta cerrada. El club deberá además pagar todos los desperfectos causados por sus hinchas en el estadio Mohamed V, en cuyas gradas se produjeron los enfrentamientos, y que luego se extendieron a las inmediaciones.

El partido terminó con una victoria de 2-1 a favor del Raja contra el Chabab Rif de Alhucemas (CRA), pero al parecer los hinchas rifeños no tuvieron nada que ver en estos enfrentamientos.

La federación se reserva la posibilidad de extender las sanciones al Raja a otros partidos de distintos campeonatos.

Los episodios de vandalismo son recurrentes en las jornadas de la primera división marroquí, dentro o fuera de los estadios. El Raja se ha visto  implicado en otros incidentes esta temporada, el pasado 1 de enero, veinte agentes de la policía marroquí resultaron heridos por piedras lanzadas por grupos de jóvenes que protagonizaron actos de vandalismo tras un partido de fútbol de la primera división marroquí en Agadir, entre el Raja de Casablanca y el HUSA de Agadir.

El pasado 20 de diciembre de 2015, el derbi casablanqués entre el Raja y el Wydad también fue seguido de violentos enfrentamientos donde resultaron heridos 43 personas, entre policías y aficionados.

El Gobierno de Marruecos decretó hace unos meses una serie de medidas preventivas y represivas para luchar contra los repetidos actos de vandalismo que se sucedían cada vez con más frecuencia en los partidos de fútbol marroquíes.

El problema ha generado tanta preocupación que motivó una reunión entre la Federación Real Marroquí de Fútbol, el Ministerio de Interior, Justicia y dirigentes de Gendarmería Real y la policía, para reforzar la coordinación entre ellos durante cualquier manifestación deportiva.

Así, a las personas implicadas en actos vandálicos se les prohibirá entrar en los estadios mediante su arresto domiciliario, o mediante su comparecencia obligatoria en una comisaría durante el desarrollo de un partido de fútbol.

La comisión decidió también prohibir los desplazamientos colectivos de los hinchas de los clubes fuera de su región en caso de que se teman amenazas contra el orden público, y no dejar que los menores no acompañados entren en los estadios, además de responsabilizar a sus tutores ante cualquier acto vandálico que estos últimos puedan cometer.

Los clubes cuyos hinchas estén implicados en actos de vandalismo serán sancionados con la celebración de partidos sin público.

Estas nuevas medidas contemplan también dotar antes de finales de 2016 los estadios con cámaras de vigilancia, arcos detectores para controlar el acceso de personas así como modernización del sistema de venta de billetes.