07:50 h. Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Las obras del Tren de Alta Velocidad entre Tánger y Casablanca, al 70%

Todo indica que la línea del tren de Alta Velocidad, el AVE marroquí, en su línea Tánger-Casablanca podrá ser explotada a fines de 2017 o principios de 2018,

laesfera.opennemas.com  |  01 de Julio de 2015 (20:26 h.)
Más acciones:

futuro tgv
futuro tgv

Las obras del tren de alta velocidad (TGV, en sus siglas en francés) entre Tánger y Casablanca registran un avance del 70 %, y todo indica que la línea podrá ser explotada a fines de 2017 o principios de 2018, informó el director general de la Oficina Nacional del Ferrocarril, Mohamed Rabie Jlie.

Rabie Jlie dijo que aspira a que ese TGV transporte a entre 6 y 7 millones de pasajeros al año, y aunque no se pronunció sobre la política tarifaria, dijo que el objetivo es una gran ocupación de los vagones aunque eso signifique bajar las tarifas.

La línea Tánger-Casablanca va a ser la mayor obra ferroviaria de África: 200 kilómetros de vía, doce viaductos sobre ríos o canales (uno de ellos de 3,5 kilómetros) y un total de 3.000 personas trabajando en esta obra, de las que casi tres cuartas partes son marroquíes.

Pese a que el proyecto ha sido criticado por no ser prioritario en un país con otras necesidades estructurales, Rabie Jlie incidió en que el TGV permitirá apoyar al país en su desarrollo industrial, al poder dedicar la actual vía convencional Casablanca-Tánger al tráfico de mercancías, y concretamente al pujante sector del automóvil con la planta que PSA-Peugeot acaba de anunciar.

Por otra parte, el director del organismo ferroviario señaló que el tráfico de pasajeros ha tenido un aumento del más del doble en diez años, al pasar de 18 millones en 2004 a 40 millones en 2014, y anunció grandes proyectos en las líneas convencionales para adaptarse a esta demanda creciente.

Así, anunció que para 2017 la línea entre Kenitra y Casablanca, que soporta por sí sola más de la cuarta parte del tráfico total, contará con tres vías en lugar de las dos actuales, mientras que la de Casablanca-Marrakech y la de Kenitra-Tánger, que ahora es de una sola vía, se duplicará en ese mismo horizonte.

En cuanto al desvío presupuestario tan habitual en las obras de alta velocidad, el director auguró que no será superior al 14 ó 15 %, y en todo caso aseguró que el costo por kilómetro va a ser bajísimo con respecto a estándares europeos "manteniendo la misma calidad".