05:48 h. domingo, 16 de agosto de 2020

Polémica política en Portugal por la inmigración irregular marroquí hacia sus costas

Director  |  18 de junio de 2020 (22:10 h.)
SEF Portugal
SEF Portugal
La cuarta llegada a las costas del Algarve, en Portugal, de una patera procedente de Marruecos ha generado un cruce de declaraciones políticas mientras se ha decidido la expulsión de los 22 marroquíes irregulares.

 

Por Jesús Cabaleiro

La cuarta llegada de pateras desde Marruecos a las costas del Algarve en Portugal ha motivado toda una serie de reacciones y declaraciones políticas.

El presidente de la asociación de municipios del Algarve (AMAL) y alcalde de Olhao, el socialista Antonio Pina, sugirió la existencia de una "red de inmigración irregular" dirigida a Portugal.

El representante municipal solicitó una postura más dura a las autoridades y defendió que las personas que llegan irregularmente al país deben  “ser tratadas en consecuencia. Estas personas no son refugiadas y no vienen de una guerra”.

Pina añadió: “Intentan beneficiarse de las circunstancias que afectan a las personas que se ven obligadas a huir de la violencia y la guerra, pero este no es su caso. Esto es inmigración ilegal. Enviamos el mensaje de que estos incidentes pueden continuar sucediendo" y sugirió que existen organizaciones ilegales que podrían estar detrás de la llegada de estas personas.

A estas declaraciones respondió el ministro de Administración Interna, Eduardo Cabrita: “Estamos hablando de cuatro barcos que transportan un total de 48 personas que han desembarcado desde diciembre. En comparación con los 7.500 inmigrantes irregulares que llegaron a España desde enero, solo puedo decir que esta declaración es ridícula".

El ministro considera que no hay una red de inmigración irregular según declaró en la comisión parlamentaria para asuntos constitucionales, derechos, libertades y garantías. También citó que Portugal tiene acuerdos legales de migración que están pendientes con Marruecos, India y Moldavia. "Lo que queremos hacer con Marruecos es abrir un mecanismo de migración legal y organizada", sostuvo.

Expulsión

Portugal ha decidido expulsar a los 22 inmigrantes marroquíes que llegaron el pasado lunes 15 de junio a la playa de Vale do Lobo, en Loulé. Así, el Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF) confirmó que los hombres, que acudieron a la corte de Loulé, serían expulsados. Ninguno de ellos había solicitado asilo.

Es la primera vez que Portugal adopta una postura tan firme, basada en la deportación por entrada ilegal, sobre el control de la inmigración irregular desde la llegada de la primera de las cuatro embarcaciones de migrantes procedentes de Marruecos en la costa del Algarve, que tuvo lugar el pasado mes de diciembre de 2019.

Los 22 marroquíes –de ellos, dos menores- están alojados en refugios temporales (ubicados en Faro, Lisboa y Oporto) creados específicamente para estas situaciones.

Este grupo llegó en una barca de siete metros después de pasar tres días en el mar después de salir de la localidad de El Jadida.