06:20 h. domingo, 16 de agosto de 2020

Ruta de la inmigración ilegal marroquí hacia Portugal

Director  |  28 de julio de 2020 (20:56 h.)
SEF
SEF
El presidente del sindicato de inspectores del Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF)  de Portugal, Acacio Pereira, ha advertido de la existencia de una ruta de la inmigración irregular desde Marruecos hacia Portugal.

 

Por Jesús Cabaleiro

El presidente del sindicato de inspectores del Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF)  de Portugal, Acacio Pereira, declaró recientemente hace unos días que se formó una ruta de inmigración ilegal desde África hasta el Algarve, en el sur de Portugal.

"La evidencia no se niega y aquí hay una realidad: hay una nueva ruta y somos un nuevo destino", sostuvo.

Desde principios del presente año 2020, 69 inmigrantes procedentes de Marruecos, en especial de El Jadida, han sido interceptados en el sur de Portugal en cuatro desembarcos. El último fue el pasado 15 de junio un grupo de 22 personas –de ellos dos menores- siendo trasladados a Olhao.

Pereira destacó que la ruta es solo "como una puerta de entrada". Añadió que los inmigrantes llegan a Portugal y, mientras esperan la conclusión del proceso de entrada legal, huyen del país.

"Las cosas deben ser asumidas y tratadas adecuadamente. Esta es la única forma de resolverlas. España ya tiene acuerdos de readmisión y retorno con Marruecos", sostuvo el sindicalista.

Cabe señalar que Portugal todavía está en negociaciones para un acuerdo sobre inmigración ilegal con Marruecos. "Estos son dos países próximos y estos problemas deberían haberse resuelto hace mucho tiempo", remachó.

También sostuvo que el Sistema Integrado de Vigilancia y Comando y Control (SIVIC)  no ha funcionado no ha detectado las cinco embarcaciones que llegaron en este tiempo. "Esto es una vergüenza para nuestro país y nos avergüenza, demuestra la vulnerabilidad de nuestras costas", advirtiendo que Portugal no está preparada para afrontar el desafío de la inmigración irregular.

Hay que recordar que el presidente de la asociación de municipios del Algarve (AMAL) y alcalde de Olhao, el socialista Antonio Pina, sugirió la existencia de una "red de inmigración irregular" dirigida hacia Portugal.