06:31 h. domingo, 16 de agosto de 2020

Tánger presente en la exposición ‘El mundo que habito’ de la pintora Consuelo Hernández

Director  |  29 de julio de 2020 (19:16 h.)
TAXI EN LA ENTRADA DEL HAFA I -
TAXI EN LA ENTRADA DEL HAFA I -
Tánger está presente en la exposición ‘El mundo que habito’ de la pintora Consuelo Hernández que se puede contemplar en Madrid, en concreto en el centro cultural Casa de las Vacas, en el parque del Buen Retiro, a partir del jueves 30 de julio.

 

Por Jesús Cabaleiro

La pintora Consuelo Hernández refleja la ciudad de Tánger en su exposición ‘El mundo que habito’ que se puede contemplar en el centro cultural Casa de las Vacas, en el parque del Buen Retiro de Madrid, a partir del jueves 30 de julio.

La inauguración tendrá lugar a las 19 horas y estará abierta hasta el 30 de agosto con un horario ininterrumpido de 10.00 a 21.30 horas. La apertura contará con momentos musicales a cargo de miembros de su familia, Ana Hernández, violín, Pablo Hernández, saxofón y Felipe Hernández, piano.

La exposición estará compuesta por 60 obras. Dentro de los cuatro apartados en que se divide, hay uno, el segundo, dedicado a ‘Ciudades’ donde la pintora recoge diferentes espacios de la ciudad del Estrecho marroquí.

El actual director del Instituto Cervantes de Tánger, Javier Rioyo, ha escrito la presentación, que se inicia con el poema ‘A la pintura’ de Rafael Alberti, para esta exposición de Hernández. La artista vivió en la ciudad del Estrecho, y en el texto menciona: “pinta un Tánger que vive en el recuerdo. Sabe acercarnos con profunda emoción a un mundo que está detenido en su mirada” añadiendo posteriormente, “captó la luz de Madrid, la luz de Tánger, las otras luces de otros ámbitos…”

Las pinturas dedicadas a  Tánger tienen un carácter personal evidente. Así, se agrupa una selección de obras dedicadas a Tánger, fruto de la estancia de la pintora en la ciudad del Estrecho, realizadas desde el año 2000 al 2018, algunas durante la etapa tangerina, 2000-2006, y otras al regreso de la artista a Madrid.

Destacan los títulos Tánger-Bulevar Pasteur, Taxi en la entrada del Hafa o Tres mujeres en cabo Malabata.

Especial mención merecen las pinturas dedicadas al Gran Teatro Cervantes, de las cuales se exponen: Primavera en el Gran Teatro Cervantes de Tánger, obra realizada en Tánger en el año 2003 y modificada en el año 2011 en Madrid; Invierno en el Gran Teatro Cervantes, realizada en el año 2011 y Bárbara Hutton en el Gran Teatro Cervantes, realizada en 2016-2017.

Todas ellas de gran formato, expresan de manera simbólica el paso del tiempo y su huella en el teatro así como su abandono a lo largo de los años.

El pasado mes de febrero la autora acudió a la inauguración del espacio Josep Tapiró, el antiguo taller del pintor, en Tánger, que era un antiguo teatro; La idea es dedicarlo a centro de cultura y de arte español. El propio director del Cervantes de Tánger, Javier Rioyo, que acudió hace referencia a este hecho en la presentación del citado catálogo de la exposición: “Un lugar lleno de magia y misterio, de luces interiores y vidas pasadas. Allí, en un ambiente de cócteles y risas, de gentes que amamos Tánger, se presentó la admirada Consuelo”.

Al acto acudieron miembros de la Asociación de Tangerinos del mundo y la Fundación Alfonso Fuentes, que dirige el sobrino del pintor tangerino Antonio Fuentes (1905-1995).

Otras pinturas

También en el apartado Ciudades hay pinturas dedicadas a  la capital de España, entre ellas se encuentra una titulada Café Central-Madrid, que fue premio Bienal de Génova en 2017.

En cuanto al resto de apartados, el primero es titulado Interiores y Retratos donde se recogen retratos del entorno familiar de la artista y un autorretrato.

El tercer apartado se titula ‘Ellas’. Este apartado está constituido por una colección de pinturas iniciada en el año 2015 cuya temática continúa siendo línea de inspiración en la actualidad. Las obras están protagonizadas por mujeres del entorno de la artista, por las que siente gran afecto; o bien, aquellas a quienes admira.

El cuarto y último apartado lleva por título ‘Paisaje’. El paisaje rural y la arquitectura del lugar de origen de la artista es un motivo temático al que la artista regresa para conmemorar circunstancias o motivos especiales, como el políptico titulado Cerezos en flor realizado tras la muerte de su padre en el año 2008 y del que se exponen dos obras.

La gran atracción por el mar queda plasmada en el conjunto titulado Ventanas al mar, una colección compuesta por once obras en las que la autora integra el concepto del mar, en forma de marco que envuelve el rectángulo central, con el realismo de las escenas pintadas: lugares bañados por el mar Mediterráneo (Sicilia, Levante español) o el Océano Atlántico (playas de Tánger).