11:38 h. Domingo, 23 de Julio de 2017

Intentan agredir a dos religiosos en Tánger mientras Marruecos activa la alerta de atentados

Un hombre con antecedentes penales por consumo de drogas y violencia fue detenido el pasado miércoles 16 de diciembre por la policía de Tánger por amenazar e intentar agredir a dos religiosos cristianos. Precisamente, la policía marroquí va a reforzar de forma excepcional el dispositivo de seguridad ante las fiestas de fin de año ante un posible riesgo de atentados.

laesfera.opennemas.com  |  17 de Diciembre de 2015 (21:23 h.)
Más acciones:

catedral tánger
catedral tánger

Un hombre con antecedentes penales por consumo de drogas y violencia fue detenido el pasado miércoles 16 de diciembre por la policía de Tánger por amenazar e intentar agredir a dos religiosos cristianos. 

El hombre de 33 años de edad, quien ha estado ingresado varias veces en un hospital psiquiátrico, fue presa de un ataque violento antes de proferir amenazas contra dos religiosos que trabajan para una organización caritativa dentro de la catedral cristiana de Tánger, informó en un comunicado la Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN). 

El acusado, cuyo apartamento se encuentra por debajo de la sede de la asociación, lo habría hecho por "el ruido causado por los niños residentes de la asociación", agregó la fuente policial. 

Según los primeros elementos de la investigación, el sospechoso ha causado daños materiales en la sede, ha atacado a un religioso empujándolo y amenazado a otros con un cuchillo antes de que los componentes de seguridad lo detuvieran e incautaran el arma. 

La asociación de atención a los menores se encuentra en el complejo Sagrado Corazón que engloba una guardería y a la asociación Dar Tika dedicada a los menores, que se engloban en los proyectos sociales de la diócesis de Tánger.

Riesgo de atentados

Precisamente, la policía marroquí va a reforzar de forma excepcional el dispositivo de seguridad ante las fiestas de fin de año, que celebran un buen número de nacionales además de los turistas que visitan el país.

El diario Al Ahdath al Magrebiya se hace eco de una circular enviada por el ministro del Interior, Mohamed Hassad, a todos los walis (subdelegados del Gobierno en España) y responsables de seguridad del país en los que se detallan las medidas que deben aplicarse en carreteras, hoteles, aeropuertos, iglesias –como las que existen en Tánger o Tetuán- o escuelas extranjeras. 

El dispositivo de este año reviste un carácter excepcional por la amenaza que supone la posible presencia de células del llamado Daésh, (su acrónimo en árabe) que tendrían como blanco precisamente estas fechas consideradas ajenas a la cultura musulmana. 

Según informaciones no confirmadas oficialmente, el último comando de Daésh desmantelado en Marruecos tenía precisamente como objetivo atacar hoteles y discotecas en la noche del 31 de diciembre en Tánger y Fez, por tratarse de dos ciudades en principio menos vigiladas que los grandes centros turísticos como Marraquech o Agadir. 

El dispositivo que entrará en vigor el próximo fin de semana incluye controles de carretera a la entrada y salida de las grandes ciudades, patrullas policiales más frecuentes, arcos detectores de armas en todos los grandes hoteles, despliegue de policías de uniforme y de civil, y dotación de cámaras de videovigilancia en hoteles, cafés, discotecas y complejos turísticos.