05:20 h. domingo, 16 de agosto de 2020

Duras restricciones en Tánger por la propagación del coronavirus

Director  |  13 de julio de 2020 (20:07 h.)
TANGER
TANGER
Las autoridades marroquíes han redoblado las restricciones en varias zonas de la ciudad de Tánger, desde el 12 de julio,  debido a la propagación del coronavirus.

 

Por Jesús Cabaleiro

Las autoridades marroquíes han decidido endurecer las restricciones de precaución y medidas preventivas en varios distritos de la ciudad de Tánger. Así, se cerrarán las entradas de diferentes zonas en la ciudad desde la medianoche del domingo 12 de julio, anunció el ministerio de Interior.

En un comunicado de prensa, el ministerio indicó que se decidió reforzar el control para que las personas que se encuentran en estas zonas abandonen sus residencias solo en caso de extrema necesidad, mientras observan las precauciones necesarias: distanciamiento físico, medidas de higiene, uso obligatorio de mascarillas y descarga de la wiqaytna (aplicación gratuita marroquí que notifica la exposición al covid-19).

También se decidió exigir una autorización excepcional para viajes y desplazamientos emitida por las autoridades y cerrar los hammams, las salas y  centros deportivos, también se cerrarán los mercados, centros comerciales, cafeterías y espacios públicos (parques, jardines, lugares públicos, etc.) a las 8:00 p.m.

Se mantendrá la obligación de tener una autorización excepcional emitida por las autoridades locales para salir fuera de la ciudad de Tánger, así como todas las demás restricciones decididas a través del estado de emergencia de salud (prohibición de reuniones, bodas, funerales ...)

En este sentido, se han prohibido todos los trenes que tienen salida o destino Tánger, incluido el TGV, Al Boraq. Los pasajeros que contaban con billetes para estos días les será devuelto su importe.

Las autoridades señalan que el alivio de estas medidas depende del desarrollo de la situación epidemiológica en la ciudad, el logro de resultados concretos para contener la pandemia y la disminución del número de personas infectadas, lo que ayudará a frenar la propagación de esta epidemia que ha afectado duramente a la ciudad con varios focos.

Tánger es una de las zonas de Marruecos donde más se ha propagado el coronavirus y así ya el pasado mes de mayo las autoridades marroquíes determinaron aislar el barrio de Beni Makada, incluyendo las zonas de El Mers, El Jirari, Beni Ouariaghel y Sidi Driss.

También se han visto afectados desde cinco médicos y cuatro enfermeros del hospital Mohamed V de la ciudad hasta miembros del equipo de fútbol local, el Ittihad Riadi Tánger.

La región Tánger-Tetuán-Alhucemas es la segunda de todo Marruecos en número de casos de covid-19, un 19,06 por ciento, con un total de casi 2.800 afectados, con 43 muertos.

Marruecos cuenta hasta el 13 de julio con un total de 15821 casos y 253 muertos.

El estado de alerta sanitaria se extiende en el país, de momento, hasta el 10 de agosto.